Decapitación, la forma preferida del terror en México

«Isg»

 

La disputa entre grupos del crimen organizado ha incrementado la violencia en el país, al surgir nuevos métodos de intimidación y temor como son las decapitaciones, que según los registros de la Procuraduría General de la República (PGR) han dejado un saldo de mil 303 personas mutiladas durante los cinco primeros años de la presente administración.

De acuerdo con la dependencia federal, mientras en el 2007 se localizaron 32 cabezas decapitadas, en 2011 hasta el mes de noviembre se contabilizaron 493.

Los reportes de la PGR mencionan que Chihuahua, Guerrero, Tamaulipas, Durango, Sinaloa, Estado de México, Baja California, Jalisco, Coahuila y Veracruz son las entidades donde se ha presentado el mayor número de hallazgos.

Especialistas en temas de seguridad explicaron que este tipo de violencia ha tenido un aumento durante la presente administración, debido a que grupos criminales la usan para intimidar a sus rivales e infundir temor en los habitantes, así con fines propagandísticos para poder recibir rentas por medio de la extorsión de una manera fácil.

Según el experto en temas de seguridad Eduardo Guerrero, doctor en Ciencias Políticas y egresado de la UNAM, a través de estos métodos los criminales intimidan a la población para obtener fondos de manera ilícita.

“La decapitación junto con la masacre son dos eventos que realizan las mafias locales con fines propagandísticos para generar reputación de alta violencia y poder extraer sus rentas de extorsión de manera eficiente”, explicó.

Javier Oliva, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que la disputa entre los grupos del crimen organizado por controlar el trasiego de drogas originó este tipo de violencia.

“Se extendieron en esta administración, aumentaron por la disputa del mercado de las drogas, y que ante la acción de las fuerzas federales y la Armada originó una disputa más violenta por controlar el mercado”, afirmó.

Agregó que estos homicidios que se registran en el país, son muy semejantes a las prácticas que realizan grupos del Medio Oriente para intimidar a sus rivales.

“Son técnicas de suplicio que aplicaban los grupos terroristas y que subían a la red. Yo creo que ahí hay una influencia. Con estos crímenes que tratan de amedrentar a los adversarios. En buena parte es lo que hacían los grupos terroristas con sus prisioneros”, detalló Oliva.

 

You must be logged in to post a comment Login