El problema no es Quadri, es su “madrina” Elba Esther

column

Gabriel Quadri de la Torre, candidato de Nueva Alianza a la presidencia de México, claro que tiene precio, no es ciudadano porque es político – quizá no tan quemado como    los existentes – aunque su madrina es de las peores políticas que puede tener nuestro país porque Elba Esther Gordillo Morales, es una vividora que ha encontrado     en el Sindicato Nacional  de Trabajadores de la Educación (SNTE), su modus vivendi y ahora con el Panal, su juguete político, y con Quadri al títere idóneo para mover como   ella quiera.
Algunos dicen que el candidato del Panal ganó el debate del 6 de mayo pasado, puede ser que así sea, pero no con esto se debe pensar que ese partido        político es una opción.  Claro que no.
Darle un voto a Nueva Alianza es seguir manteniendo a la señora Gordillo Morales viviendo de los impuestos de los mexicanos y de las   cuotas magisteriales donde se ha convertido en una líder vitalicia que ha perjudicado a la educación en México.

Entonces, el candidato Quadri pudo haber ganado el debate. No lo veo de esa forma, aunque otros analistas políticos así lo piensan. Sin embargo, debe ser preocupante que  la población lo haya visto como una opción para darle votos a Nueva Alianza, pensarlo de esa forma sería tanto como imaginar que el PRI ya cambió sus malas mañas. Claro  que el candidato no es el problema. Es más, Quadri luce fresco, le da otra imagen a los aspirantes presidenciales, pero aquí el problema no es el candidato, es la madrina que es la peor “charra política-sindical” que tiene a México hundido en la mediocridad en lo que ha educación se refiere. Siempre he creído que el Partido Nueva Alianza  terminará cediendo ante la ambición de Enrique Peña Nieto y el PRI, en el debate quedó claro una estrategia de ambos de no ataque y sí de defensa de parte de Quadri, pero es evidente que cuando se den esas opciones Elba Esther Gordillo estará haciendo acuerdos, en lo oscurito, para sacar ventaja de un voto dividido del SNTE para los  tricolores.
En los pasillos de la casa de campaña de Gabriel Quadri, se habla de una opción entre sus asesores más cercanos, esa es que Gordillo pactará con el PRI darle una secretaria de Estado a su muchacho por haberla ayudado para conservar el registro. Ya se dice que será Medio Ambiente, aunque los más atrevidos dicen que puede llegar a Energía. O  bien, se habla de que le darían un organismo descentralizado que no fuera del primer órgano de Peña Nieto, esto en caso de que el PRI gane la presidencia, donde podría hacerse cargo de Pemex, Instituto Mexicano del Petróleo, Instituto Mexicano de Ecología, Comisión Federal de Electricidad, o cualquier otro que se acumule. Total, hay que  recompensar a Quadri por servir de sparring al PRI, por ayudarle a Gordillo al registro del partido, por eso se debe acomodar en el bloque presidencial de Peña Nieto,  eso lo sabe Elba Esther. Quizá más aventurado sería darle la secretaria de Educación, o bien la Lotería Nacional o el ISSSTE, dependencias que por tradición son dominadas  por la lideresa del SNTE.
La persona que me confío el dato me dijo que se verá en próximas fechas a Quadri en una defensa férrea de Peña Nieto y de Elba Esther, con lo que  esperan sea dado un cargo por el PRI a la maestra, quien no del todo deja el partido. Entonces desde ahora ya se arma la estrategia de Gordillo para Nueva Alianza que es la  de conservar el registro y lograr algunos puestos de importancia con Peña Nieto. No de gratis no hubo ataques por parte de Quadri, no están dándose la mano de manera  formal, pero de que ya firmaron un pacto de no agresión es claro.
No sé si lo que se vio en el primer debate sirva para mucho. Quadri diciendo una y mil veces que es un  candidato ciudadano, de la sociedad, Muchos compraron esa idea, pero yendo al punto analítico de inmediato quedaría al descubierto que no es así. Es parte de una  estrategia de Elba Esther Gordillo, quien puso de abanderado a una persona que pudiera manejar a su antojo.
Por supuesto que es listo, intelectual y tiene todo para  pensarse que es un nerd, de esos brillantes que no hacen otra cosa más que estudiar, pero de cero diversiones. En el archivo de anécdotas del debate, quedará la mirada  lasciva que le hecho a la edecán argentina a Julia Orayen, por llevar aquel escote tan pronunciado y ese vestido blanco pegadito que hacía verla con curvas prominentes.

A  Gabriel Quadri se le fueron los ojos a la cintura-retaguardia de la sudamericana que no podía hacer otra cosa más que aceptar a  aquellos que le ponían ojos de deseo. Quadri  aprovecho que nadie lo fumó en todo el debate y por eso salió sin ningún raspón y lanzó cada vez que quiso obuses peligrosos a
los demás candidatos, quienes estaban enfrascados en un debate del PAN-PRD contra el PRI.
Digamos que Gabriel pasó de noche para los demás aspirantes y con eso pudo  lucirse y hacer que la gente se la haya creído. Insisto hasta se le ve bien a Gabriel Quadri, pero él no es el problema, lo que todos deberíamos analizar, quien está detrás del candidato de Nueva Alianza y de inmediato encontraríamos la respuesta como para pensar que no es opción Nueva Alianza por culpa de Elba Esther Gordillo. En general,  tiende a defender una sociedad aconfesional o laica, progresista, igualitaria e intercultural. En función del equilibrio entre todos estos factores, la izquierda política se divide en multitud de ramas ideológicas.

You must be logged in to post a comment Login